Existen diferentes teorías y defensas sobre el origen del golf, la que más peso tiene es que este deporte nació en Escocia durante el siglo XV.  Desde sus orígenes hasta la actualidad, y muy marcado por dicho país y su clima el golf ha sufrido un periodo de evolución, y no sólo en cuanto a sus normas, sino que los elementos que lo componen como vestimenta, bolas o palos de golf también han sufrido variaciones. Como la mayoría de los cambios suelen ser a mejor, en el golf también ha sido así. Hemos pasado de los bombachos a los chinos, y de las bolas hechas de plumas de ganso a la utilización de bolas recicladas para el cuidado del medio ambiente.

La evolución en los elementos que rodean el golf: De los bombachos y los corsés, a  las bolas recicladas

 

1. La Vestimenta: Debido a su origen británico, concretamente escocés, los primeros jugadores utilizaron la vestimenta propia del país: camisas y polleras largas cuadriculadas. Posteriormente, el tipo de ropa utilizada fue evolucionando en función de las modas golfistas y de los lugares donde se iba jugando.

En el siglo XVIII, predominaba vestir de traje con camisa y corbata y fue durante ese siglo, cuando se permitió utilizar ropa de trabajo que solía consistir en botas, chamarra y boina. A su vez, las mujeres debían asistir con vestido, corsé y sombrero hasta que en 1933, la vestimenta de la mujer sufrió una transformación cuando Gloria Minoprio fue la primera mujer en utilizar pantalones en un campeonato.

Con el paso del tiempo, empezó a predominar la comodidad y el estilo tradicional quedó atrás, dando paso a los suéteres y los pantalones bombachos. Aunque sigue existiendo un código de etiqueta para jugar al golf, la ropa cuenta con la más alta tecnología para soportar las inclemencias del tiempo sin afectar al rendimiento

 

2. El hierro o palo de golf: Los primeros palos de golf que se utilizaron fueron los denominados “Long Nose”. Se trataba de palos de madera con una cabeza pesada y un fuerte mango que tenía el grip recubierto de piel de oveja, cerdo o vaca. Posteriormente, surgen los palos de hierro, utilizados en sus inicios de manera adicional para jugadas especiales pero que poco a poco fueron sustituyendo a los de madera. Estos palos estaban diseñados para el juego con bolas de cuero y plumas “Feathery”.

La creación de palos de distintos materiales se llevó a cabo ya que descubrieron que para cada situación beneficiaba el uso de un material u otro, lo que ayudó a perfeccionar las técnicas de golpe de la bola.

 

3. Bola de golf: Ya vimos cómo había evolucionado la bola de golf en cuanto a su composición. En la actualidad -debido a la concienciación para el cuidado del medio ambiente-, la lenta descomposición de las bolas de golf sumado a la multitud de tipos de bolas que se pierden a diario en los lagos, ha dado lugar a varios cambios en el mercado de la fabricación de bolas de golf encontrándonos ahora mismo varios tipos de bolas en los campos:

  • Bola nueva: Bola compuesta por un núcleo y varias capas en su interior, dependiendo de la finalidad de la misma. En la cubierta está formada por hoyuelos que permiten que la bola vuele más lejos y mejore en su aerodinámica.

  • Bola reciclada: Se trata de bolas que han sido recuperadas de lagos y que son lavadas y clasificadas con el fin de recuperar su aspecto para que pueda regresar al mercado.

  • Bola reacondicionadas: Bolas que han sido recuperadas, lavadas, clasificadas y reacondicionadas para recuperar la mayoría de las propiedades de la bola..